Resource

Representación de estudiantes latinos en universidades e institutos superiores públicos

Como entidades exentas de impuestos y respaldadas por los contribuyentes, las universidades y los institutos superiores públicos de EE. UU. deben promover el interés público al garantizar que todos los residentes de EE. UU., independientemente de su raza o grupo étnico, tengan la oportunidad de obtener una educación universitaria. La idea de que las instituciones públicas deben reflejar la composición de la población ha sido una propuesta de larga data de The Education Trust y se basa en la creencia de que un sistema de educación superior pública más representativo racial y étnicamente puede ayudar a reducir las desigualdades raciales y étnicas que existen en este país.

Las instituciones públicas son particularmente importantes porque inscriben a casi el 75 por ciento de los estudiantes de pregrado del país y producen casi el 70 por ciento de las personas que obtienen títulos de pregrado. Además, en comparación con las universidades y los institutos superiores con y sin fines de lucro, las instituciones públicas pueden ofrecer una ruta más asequible a la educación universitaria, gracias al apoyo de los contribuyentes de los estados. Con estos factores en mente, es imperativo que examinemos la composición racial y étnica de nuestras universidades e institutos superiores públicos. Es particularmente importante que prestemos atención a los datos de matriculación en las universidades y de culminación de los estudios para los latinos, ya que son el segundo grupo racial y étnico más grande en el país, pero tienen el nivel más bajo de logro universitario entre los principales grupos étnicos y raciales del país.

A medida que nuestra economía es más dependiente de una fuerza laboral con educación universitaria, el fracaso en mejorar el logro universitario para los latinos amenazará a la seguridad y competitividad económica del país. El cambio requerirá abordar un sistema de inmigración deficiente, el racismo en nuestras escuelas P-12 y en las instituciones de educación superior, y los prejuicios raciales y étnicos que impregnan nuestra sociedad (por ejemplo, en la justicia penal, vivienda, etc.). Si bien los latinos no son un grupo monolítico, y los factores, tales como la edad, el idioma, los antecedentes culturales, la raza, y el estatus de ciudadanía, pueden complicar los esfuerzos para expandir los caminos eficaces hacia la obtención de un grado universitario para los latinos, tanto para aquellos nacidos en el país como aquellos que nacieron en el extranjero, los dirigentes de la educación superior deben hacer más para promover el éxito de los latinos.