Resource

Perspectivas y reflexiones de profesores latinos

Los Estados Unidos está atravesando un cambio cultural diverso y el personal docente se está quedando rezagado: si bien los estudiantes latinos representan el 25 por ciento de la población estudiantil estadounidense, y ese porcentaje está creciendo rápidamente, sólo el 8 por ciento de los profesores del país se identifican como latinos. Y si bien un gran número de profesores latinos están entrando a las aulas de clase, ellos, al igual que otros profesores de color, están dejando la profesión a tasas más altas que sus compañeros blancos.

Descargar el informe

Nuestras historias, nuestras luchas, nuestras fortalezas expone los desafíos de los profesores latinos, que son:

  • Un grupo diverso con distintas experiencias, e identificado por su país de origen, su estado migratorio, su idioma, y su raza;
  • A menudo menospreciado o percibido como agresivo cuando ellos incorporan la cultura latina o el idioma español en el aula, especialmente cuando abogan por los estudiantes y padres latinos;
  • Se espera que ellos asuman otros papeles, frecuentemente como traductores (aunque no hablen el español), pero han sido pasado por alto cuando se presentan oportunidades de ascenso; y
  • Modelos especialmente para los estudiantes latinos, pero se sentían inferiores y tenían que hacer valer su capacidad para enseñar.

“Si bien los estudios demuestran que los estudiantes de todas las razas se benefician de ser enseñados por un profesor de color, nuestro estudio demuestra que la discriminación y el sesgo implícito que enfrentan los profesores latinos los deja con una sensación de desaliento y de ser percibidos como que no están calificados como educadores profesionales, lo que lastima a los profesores y a su vez a los estudiantes. Al escuchar y aprender de los profesores latinos, los líderes escolares pueden comenzar a crear e implementar apoyos y entornos laborales dirigidos a incrementar el número de profesores latinos y a retenerles”

– expresó Ashley Griffin, directora interina de la investigación P-12.

Escuchando a los profesores latinos

Nosotros hablamos con más de 90 profesores latinos en una serie de grupos focales representativos a nivel nacional, agregando datos cualitativos a la conversación en curso acerca de la diversidad docente. El objetivo de estos grupos focales era obtener una comprensión más clara de las experiencias de los profesores latinos aparte de la categoría más amplia de los profesores de color, incluyendo las razones que los llevaron a la enseñanza, qué es lo que ellos creen que aportan al aula, y cuáles son los desafíos que ellos enfrentan en el lugar de trabajo.

Cada conversación con los profesores fue un recordatorio continuo de que los profesores latinos no son un monolito: Sus experiencias basadas en antecedentes culturales, raciales y étnicos no solo difieren de los de otros profesores de color sino también entre sí. No obstante, a pesar de sus diferencias, todos comparten la misma pasión por la enseñanza, compartiendo su cultura con todos los estudiantes, y creando entornos estimulantes y alentando a los estudiantes a hacer lo mismo.

Para desarrollar y mantener una fuerza laboral docente que es representativa y capaz de servir a una población estudiantil cada vez más diversa, los líderes distritales tienen que poner mucha atención en comprender y crear condiciones adecuadas para retener a los profesores latinos como lo hacen para captarlos.

¿Por qué los profesores latinos son importantes?

Es esencial comprender las diferencias entre los profesores de color para diversificar la fuerza laboral. Los educadores latinos de ambos géneros con los que conversamos representan una infinidad de etnias, nacionalidades y razas. Ellos sirven como recursos comunitarios, defensores, modelos y educadores, creando entornos motivadores y empáticos para los padres y fortaleciendo las oportunidades educativas para los estudiantes.

Sin embargo, a pesar de sus fortalezas, los profesores latinos enfrentan discriminación y estereotipos que les hacen sentir desanimados e inferiores como educadores. Al examinar estas experiencias dinámicas de los profesores latinos, todos los actores educativos pueden comenzar a elaborar apoyos y entornos laborales dirigidos a aumentar el número de profesores latinos en la fuerza laboral y, especialmente, a retenerlos. Esto es imprescindible para desarrollar una fuerza laboral realmente diversa, capaz de servir una población estudiantil cada vez más diversa.